jueves, 28 de abril de 2011

APRENDER DE LA IMAGEN ESTEREOSCÓPICA

En las dos entradas precedentes (las veréis a continuación, bajando, si no estáis conectados a esta entrada aislada) podéis observar dos anaglifos diferentes a partir de la misma pareja estereoscópica que veis sobre estas líneas.
Parecen manifestarse a diferentes distancias de la pantalla cuando nos ponemos las gafas 3D, debido a que se ha seleccionado a voluntad, desplazando lateralmente la imagen correspondiente al canal rojo, el plano de enfoque por triangulación (coincidencia de ambas imágenes). Por delante y por detrás de la distancia a la que se encuentren los objetos enfocados, los desenfocados (incluso si se registran con nitidez -enfoque auténtico, monocular-) presentan mayor separación entre la imagen roja que ve el ojo derecho (con anteojo filtrado en azul) y la imagen azul que ve el ojo izquierdo (con anteojo filtrado en rojo).
Tendemos a descansar nuestra vista allí donde nuestros ojos superponen dos imágenes coincidentes, e interpretamos, percibimos, como si estuviese a diferente distancia, más lejos o más cerca de nosotros, todo objeto que manifieste tanta mayor separación entre ambas versiones (rojo-azul/izquierda-derecha) de su propia imagen.
Observad cómo se constata este hecho en las imágenes a continuación.

No hay comentarios: