martes, 7 de octubre de 2014

Graflex Speed Graphic: Y se hizo la luz. Fetichismo tecnológico de la fotografía al cine.


Cámara Graflex Speed Graphic


Retomamos la actividad con una entrada dedicada a la fotografía, aunque desde una perspectiva sociológica e histórica. Lo cierto es que se acercaría a un peculiar campo del conocimiento que en su día algunos especialistas definieron como "psicosociología de la percepción", algo que seguro que encontramos entre los ingredientes de nuestra propia receta habitual de antrozoología artística, en la que la iconografía animal y la fotografía están casi siempre presentes. En el caso que nos ocupa hoy, no obstante, es la propia "animalidad" o aparente "anatomía" de una máquina fotográfica la protagonista de nuestro artículo, más que las imágenes que dicha maquinaria ha registrado.

Permitidme que os presente a la Speed Graphic, de Graflex, posiblemente la cámara más icónica de la Historia de la Fotografía, y que materializa una de las metáforas más hermosas de la humanidad a través de la producción audiovisual: el dominio de la luz.

Según el Génesis, al principio Dios creó la Luz, lo que se podría considerar una metáfora acerca de la más primitiva capacidad de percepción de los seres vivos sensibles a la energía luminosa, o, desde una perspectiva antropocentrista, que otorga a la vista preeminencia sobre nuestros demás sentidos, una pista sobre la importancia de memoria visual en nuestra construcción mental del mundo.

No cabe duda de que uno de los momentos más decisivos de la Historia de la Humanidad lo constituyó el dominio del fuego, capacitándonos para traer la luz a la oscuridad la noche y de las cavernas que conservaron las primeras muestras de arte gráfico representando, cómo no, animales.
Es difícil encontrar un punto de inflexión tan potente para el desarrollo de la cultura y la imaginación humanas a través de la comunicación de imágenes e ideas. Creo que tendríamos que avanzar hasta la aparición de la imprenta de tipos móviles de Guttenberg, que supuso la propagación de textos e imágenes por todo el mundo y que no experimentó un auténticamente nueva vuelta de tuerca hasta la aparición de fotografía, auténtico revulsivo y punto de partida para la cultura audiovisual moderna.

El dominio de la luz por parte de la técnica fotográfica nacida en los albores de la segunda mitad del siglo XIX coincidió con el advenimiento de la era industrial y el alumbrado urbano de gas, insuficiente, no obstante, para iluminar las imágenes de los primeros procesos fotográficos, basados en materiales de muy escasa sensibilidad a la luz, que requerían largas exposiciones, a las que, como mucho, se podía ayudar mediante la flagrante combustión de magnesio. Ni siquiera las primeras bombillas eléctricas eran útiles para la iluminación artificial en fotografía, porque aquellos materiales fotosensibles pioneros eran ortocromáticos, insensibles a las cálidas gamas de la incancesdencia del tungsteno. A medida que las placas y películas fotográficas se volvieron más sensibles y ortocromáticas, la fotografía instantánea a plena luz del día se convirtió en algo más fácil y menos profesionalizado, aunque la fotografía documental seguía teniendo problemas para congelar momentos decisivos en situaciones nocturnas o en interiores poco iluminados en los que hubiese que recurrir a la combustión de magnesio. Era como intentar evitar la carga frontal de un búfalo con la carga de una escopeta de pólvora. Los primeros winchester de repetición, en el campo de la fotografía, fueron, en el ámbito del gran formato, las primeras cámaras que incorporaron, además de rápidos obturadores de plano focal, los primeros flashes eléctricos con lámparas de bulbo, allá por los años 30 del siglo XX, algo que revolucionó la actividad de los periodistas gráficos. Estas lámparas contenían magnesio y aluminio en tiras dentro de su bulbo de vidrio con una presión interior inferior a la atmosférica (para compensar el incremento que se producía en el momento de la ignición provocada por el circuito eléctrico).
Al momento álgido de intensidad se llegaba pasados unos milisegundos, tiempo que se fue alargando con una combustión de más larga duración, hasta llegar a las lámparas FP (Focal Plane) que sincronizaban con las cámaras de obturación de plano focal (cuyo uso comenzó a extenderse en aquella época) al retardar todavía más la cima de máxima intensidad, de modo que todo ocurría cuando se había abierto completamente la primera cortinilla del obturador. Tenían un sólo uso, y había que reponerlas para continuar trabajando, pero supusieron el dominio del instante decisivo y fugaz como material básico que alimentase la propagación de información en forma impresa.
Al fin y al cabo, casi simultáneamente, se abrían paso en este período de entreguerras las primeras cámaras compactas de 35mm y las primeras primeras SLR y TLR  de medio formato que adoptaron también los reporteros de sociedad y los fotógrafos de moda.




Curiosa imagen de un fotógrafo desconocido en la que vemos un ejemplar del modelo de cámara a la que dedicamos este post: la Speed Graphic


Tras la primera guerra mundial se observa una clara tendencia a favor de las cámaras instantáneas baratas, como apunta Colin Harding. De hecho, lo que denominaríamos como alta gama parece pertenecer al territorio natural de la industria alemana, cuya reputación innovadora y de calidad  en sus productos se dabe a la actividad de fabricantes como ZEISS IKON, ERNEMANN y LEITZ. Los míticos éxitos alcanzados por las Leica y las Rolleiflex posibilitaron, como apuntábamos más arriba, la fotografía de 35mm y de mediano formato respectivamente. Hoy en día, las Leica siguen simbolizando el origen de las cámaras compactas de 35mm, aunque, para ser precisos, la primera en llegar al mercado, en 1936, fue la Kine Exacta

Para contextualizar históricamente la Speed Graphic y su presencia en el mundo profesional de la fotografía de prensa, aunque su origen se remonta a principios del siglo XX, hemos de remontarnos la década de los 40, años en que las producciones cinematográficas de Hollywood han alcanzado una influencia social muy influyente en los estereotipos sociales y se retroalimentan de la prensa gráfica. Al tiempo que se crea un universo iconográfico de dimensiones míticas, la inmediatez de la prensa diaria y sus fotografías portadoras de material salido de la más cruda realidad, hacen que los productos de la era industrial se muestren como una explosión de diversidad semejante a un período cámbrico de la tecnología, cuyas numerosas especies son fotografiadas hasta la saciedad o reproducidas con realismo fotográfico en las ilustraciones publicitarias. En un bucle inevitable, las mismas cámaras fotográficas, y entre ellas modelos más o menos ilustres o icónicos, son vistas como parte del paisaje antropológico de una época y también son fotografiadas. En palabras del historiador y conservador fotográfico Colin Harding, "inmortalizada por el cine y omnipresente en los escenarios delictivos reales, la Speed Graphic era la favorita del reportero, un auténtico icono fotográfico".
Análogamente a como la palabra "Brownie", por ejemplo, denominación de las primeras cámaras de Kodak para un masivo y popular uso de la fotografía, se usó para referirse a cualquier cámara de caja sencilla, la Speed Graphic, la cámara de prensa del siglo XX, se convirtió en sinónimo de cámara de fotorreportaje.

El responsable de todo esto fue el norteamericano William F. Folmer quien, en 1887, se asoció con William E. Schwing para crear en Nueva York la Folmer & Schwing. Lo cierto es que su producción inicial era de bicicletas, pero la actividad se desvió a la fabricación de cámaras sólo diez años después.
Uno de sus primeros productos fue la Graflex, que daría el paso inicial de lo que constituiría una longeva y exitosa serie de Cámaras SLR de obturador de plano focal para placas. Cuando en 1905 George Eastman adquiere la compañía para Kodak y la traslada a Rochester, lo cierto es que, lejos de fagocitar simplemente sus recursos, el imperio Kodak la preservó para sí como su sección Folmen & Schwing de Eastman Kodak.

En 1912, crearon su primer modelo de Speed Graphic, una cámara plegable con fuelle para placas, cuyo obturador de plano focal correspondía a la patente de Folmer de 1907 posibilitaba velocidades de 1/10 a 1/1000 de segundo a las que la palabra "Speed" de su nombre hacía honor.
La compañía intentaba con ello producir un modelo de cámara atractivo por sus prestaciones para los fotógrafos de prensa, un sector profesional en auge que constituía un mercado creciente. Si pensamos en que es imposible imaginar un mercado con más posibilidades de publicitar gratitamente sus herramientas de trabajo si estas adquieren contrastada e incontestable solvencia, podremos comprender el espectacular éxito de estas cámaras. Al fin y al cabo, estaban pensadas para la fotografía comercial en general, desde la publicidad hasta las bodas y eventos sociales, pero lo que realmente selló la trascendencia de su destino fue su elección por parte de los fotógrafos de prensa americanos y, tal vez por su presencia icónica en el cine, de todo el mundo. Al convertirse en un clásico basado en su calidad, la longevidad de este modelo, superviviente hasta bien entrados los años 70, es ciertamente muy notable, si bien es cierto que a lo largo de estos años se fueron introduciendo muchos cambios y mejoras, y se aplicaron diversificaciones de tamaños y variantes que no llegaron a variar sustancialmente el diseño básico. Disponía de dos obturadores, el de plano focal y el central de entrelentes, además de tres visores (el óptico, el de bastidor -adecuado para situaciones deportivas o con mucho movimiento- y el visor directo de cristal esmerilado), un telémetro acoplado, objetivos intercambiables, y, gracias a su diseño heredero de las cámaras de campo de gran formato con fuelle, una gama de movimientos para correcciones ópticas y de enfoque.

En la ficción de los folletines impresos y radiofónicos, surgió el personaje de Casey, el fotógrafo del delito, cuyo equivalente en la vida real, el habitante natural de la vida de excesos de su época, Arthur Fellig, alias Weegee, que a su vez inspira el personaje protagonizado por Joe Pesci en la película "El ojo público". El propio Weegee, en 1945, escribía la descripción más significativa de lo que hasta ahora hemos expuesto: "si etás hecho un lío respecto a qué clase de cámara has de comprarte, compra una Speed Graphic...por dos razones...es una buena cámara y, además, con una cámara como ésta los polis supondrán que tienes derecho a estar en la escena del crimen y te permitirán cruzar sus barreras".

El uso del flash en la práctica totalidad de las fotografías de Weegee, con muy escasas excepciones, remarca la importancia del accesorio que más visiblemente alumbraba el éxito de la cámara: su flash, y su característico diseño que lo integraba como empuñadura principal del conjunto, la auténtica arma que convertía a la víctima de su objetivo en una presa fotográfica que ofrecer a la opinión pública, si es que no era ya víctima mortal de asuntos incluso más turbios. Este flash, que se incorporó a finales de los años 30 ha realizado una memorable trayectoria como empuñadura de una antorcha simbólica y tecnológica, una empuñadura para la luz con el poder de exponer al público la tragedia, el glamour o la vergüenza.


Frank Bruton, uno de los responsables del apartado artístico de Star Wars para George Lucas, nos deleitó con un novedoso realismo en el diseño de los ingenios futuristas que aparecen en la película, basado en la recombinación de piezas de maquetas de origen diverso y su mezcla presencial con piezas y componentes tecnológicos de toda índole. No deja de ser proverbial que eligiese la empuñadura-soporte del flash Graflex como base de la espada de luz que empleaba Luke Skywalker en La Guerra de las Galaxias, gadget que, sin duda, es el más memorable y emblemático de toda la saga.


Como anécdota diré en el mercado del coleccionismola importancia del flash ha superado a la de la propia cámara en cuanto a valor económico, ya que los coleccionistas cinematográficos pagan más por dicho soporte de flash que los coleccionistas de fotografía por un buen ejemplar de la cámara en buen estado.

La luz en sus manos.






Tengo en proceso de revisión la abrupta traducción automática que os ofrezo de un texto de Weegee que no tiene desperdicio, y, a continuación, un excelente artículo extraído de un blog del que os ofrezco un enlace más arriba y cuya entrada reproducida aquí parcialmente es de Robert Ballard Mir para Universo Star Wars. Os la recomiendo encarecidamente, porque es muy jugosa y nutritiva, y yo sólo reproduzco lo referente específicamente al diseño de la empuñadura y su relación con la del flash de Graflex, pero hay mucho más y si queréis podéis verlo en su ubicación original.





El nuevo B & J Pulse Cámara1941, p. 21

Weegee compró una cámara Speed ​​Graphic en 1930sin embargo, en un folleto de promoción 1941 para una nueva cámara Burke y James prensa, Weegee se cita"Yo uso una cámara B & J Press en mi trabajo como free lance fotógrafo de prensaSerá fotografiar cualquier cosa, desde un bebé que llora a un fuego 5 alarma. Es el mejor de todos-en torno a la cámara, que yo sepa -Y yo debería saber que yo he probado todos ellos "The New B & J Pulse Cámara de 1941p5
Y Weegee ofrece una serie de consejos útiles ligeramente divertidos, entre ellos: "En auto smash-ups no lanzan cigarrillos encendidos cerca de la escena de los restos. Es apto para encender la gasolina derramada y empezar un incendio o una explosión ... jugar a la pelota con otros camarógrafosSi ellos se pierda ninguna fotografía, ofrecerles una de los tuyosEsto hará que los amigos ... Y en conclusión, siempre actuar como un caballero. No se preocupe de una tarjeta de prensaSu B & J Cámara le conseguirá a través de cualquier línea de policía o de bomberosEso es lo que los chicos de los periódicos usan y usted será uno de ellos. "P. 5

En el último capítulo"Sugerencias para la Cámara,de ciudad desnuda (1945), Weegee escribieron:
"La única cámara que uso es un 4 × 5 Speed ​​Graphic con un Ektar lente Kodak en un obturador Supermatictodo hecho americano ... Yo siempre uso la bombilla del flash para mis fotografías que se toman todo por la noche ... También uso un flash sincronizador Graflex y la exposición es siempre la misma1/200 parte de una segunda parada de 1/16es decira una distancia de tres metros ... Si usted tiene dudas sobre el tipo de cámara a comprarobtener una Speed ​​Graphic ... por dos razones ... es una buena cámara y, además, es el equipo estándar para todos los fotógrafos de prensa .. "pp. 239-40

Cámaras Speed ​​Graphic fueron hechas por Graflexuna empresa con sede en RochesterNueva York1912-1973.

The New B & J Press Camera, 1941, p. 21
Weegee purchased a Speed Graphic camera in 1930, nevertheless, in a 1941 promotional brochure for a new Burke and James press camera, Weegee is quoted: “I use a B&J Press Camera in my work as a free lance Press Photographer. It will photograph anything from a crying baby to a 5 alarm fire. It’s the best all-around camera that I know of – and I ought to know as I’ve tried them all.” The New B & J Press Camera, 1941, , p. 5
And Weegee offers a number of slightly amusing helpful tips, including: “At auto smash-ups don’t throw lighted cigarettes near the scene of the wreckage. Its apt to ignite the spilled gasoline and start a fire or explosion… Play ball with other cameramen. If they should miss a shot, offer them one of yours. This will make friends… And in conclusion, always act like a gentleman. Don’t worry about a press card. Your B & J Camera will get you through any police or fire line. That’s what the boys on the papers use and you will be one of them.” p. 5
In the last chapter, “Camera Tips,” of Naked City (1945), Weegee wrote:
“The only camera I use is a 4×5 Speed Graphic with a Kodak Ektar Lens in a Supermatic shutter, all American made… I always use a flash bulb for my pictures which are mostly taken at night… I also use a Graflex flash synchronizer and the exposure is always the same, 1/200 part of a second stop 1/16, that is, at a distance of ten feet… If you are puzzled about the kind of camera to buy, get a Speed Graphic… for two reasons… it is a good camera and moreover, it is standard equipment for all press photographers..” pp. 239-40
Speed Graphic cameras were made by Graflex, a company based in Rochester, New York, from 1912 to 1973.



http://universostarwars.mforos.com/673386/9113037-lightsaber-the-history/



...y que mejor que abrir fuego con el primer LIGHTSABER que aparece en escena...que no es otro que el mismo que le entrega Obi-Wan al joven Luke Skywalker recuperado en el planeta MUSTAFAR...donde fue librada la BATALLA entre el MAESTRO y el APRENDIZ ...siendo este a la vez DERROTADO y arrojado a la lava volcanica...y que es en si...donde EMPIEZA el ORIGEN de DARTH VADER con su posterior transformacion. Sin embargo, el diseño es diferente al original de Anakin Skywalker en La Venganza de los Sith y por lo tanto se le atribuye a una invencion de LUCASFILM.
 Rebel Scum tiene un gran artículo sobre las diferencias. Frank Bruton fue el maestro de la primera empuñadura de Una Nueva Esperanza donde fue DISEÑADO y fue utilizado  un tubo de flash 3CELL de la marca GRAFLEX.





En 1977 fuimos fuimos el primer testigo de la aparicion de un sable de luz de encendido cuando Obi-Wan Kenobi lanzó la frase " tu padre quería que tuvieras esto cuando fueses mayor, pero tu tío no lo permitiría», y dio un Luke Skywalker el sable de su padre.Luke no hizo nada mas que agitarlo(donde pudimos escuchar los efectos de sonido de Ben Burtt), pero sin embargo esta escena ha abierto toda una nueva área del universo de Star Wars - el Caballero Jedi y su arma elegida.
Veamos algunas de las DIFERENCIAS mencionadas anteriormente donde GEORGE LUCAS no supo o quiso GUARDAR LA FIDELIDAD de la apariencia del arma
.





Si bien todos estos sables son desde un punto de vista de la historia misma, en realidad, luego los materiales utilizados para ellos eran muy diferentes.




El sable láser de Luke Skywalker ANH se basó en un disparador de flash Graflex antiguo con algunos complementos añadidos para los agarres, una tira de burbuja calculadora puesta en la abrazadera del disparador del flash, y la cinta metálica utilizada para cubrir la palabra "Graflex 'en la abrazadera.
Para la parte trasera...se utilizo como argolla de agarre del arma al cinturon una chapa de la apertura de una lata de cerveza...sujetada esta por un remache...


...aqui podeis apreciar las CLARAS DIFERENCIAS que existen entre el que se supone era el mismo arma la cual perteneceria al joven ANAKIN SKYWALKER...sin guardar su FIDELIDAD en ningun momento...con lo que a la postre tendria que ser el sable que aparece en la cuarta entrega UNA NUEVA ESPERANZA...


VISTA DELANTERA


VISTA TRASERA


VISTA LATERAL


...bueno pues como ya veis las diferencias son bastanta NOTABLES...donde salen a DESTACAR al menos tres de ellas...siendo estas el cambio de las burbujas por la placa/circuito de un ordenador...luego la abrazadera que sujeta a esta misma una totalmente lisa y la otra completamente granulada y por ultimo la terminacion de la empuñadura donde se aprecia perfectamente que esta no llega a terminar hasta el final...y en el otro arma si...



...aqui su PRIMERA APARICION en escena...








"Cámaras Clásicas" de Colin Harding (2012) Versión en Español Harding, Colin. “Cámaras Clásicas". TIKAL- Colección Todo Foto; 1ª Edición, 2012. 192 páginas. Idioma: Español. ISBN-10: 8499281699 / ISBN-13: 978-8499281698.

Muy reciente publicación de la edición original en inglés de "Classic Cameras" del año 2009 y cuyo autor es conservador de la sección de tecnología fotográfica del National Media Museum de Bradford (Inglaterra) quien repasa las que considera las 75 piezas más destacadas que posee el Museo y hace una reseña de sus valores históricos incluyendo magníficas fotografías de ellas. La traducción es muy correcta y la calidad del formato es comparable al original.

El libro ha salido a la venta en julio de 2012 y por tanto está todavía disponible en librerías especializadas


https://nationalmediamuseumblog.wordpress.com/author/colinmediamuseum/

No hay comentarios: