miércoles, 9 de mayo de 2012

Reconocimiento facial

La aplicación de móvil que adivina tu edad con una foto

La ultra manida (y ultra torpe) técnica de calcular a ojo la edad de la persona a la que se quiere conquistar está a punto de sufrir una vuelta de tuerca tecnológica. La culpa la tiene una aplicación que adivina los años que tiene una persona con tan solo analizar una foto suya.
El invento se lo tenemos que agradecer a Face.com, una empresa israelí que ofrece servicios de reconocimiento facial a otras páginas web y empresas. Su software ha sido utilizado para reconocer personas en cerca de 41 mil millones de fotos. En los últimos tiempos, está compañía se ha asociado con Facebook para ofrecer un polémico servicio: el reconocimiento de caras de amigos para que sean automáticamente etiquetados en Facebook, una opción que muchos consideran digna de una distopía.
[Relacionado: Facebook se queda con tu cara]
Pero no nos perdamos en discutir si este tipo de aplicaciones son más o menos éticas, morales o legales; volvamos a la aplicación que adivina la edad. Sus creadores han creado un algoritmo que es capaz de desentrañar determinados aspectos de la foto de un rostro, como la posición de los ojos, los músculos, la cantidad de arrugas que tiene o la suavidad de su piel para dar un resultado. El programa no da un número exacto, sino que muestra un rango de edad aproximado: la edad mínima que cree que debe tener, la máxima y la estimada. Así, las probabilidades de acertar se multiplican.
Para crear este invento, los ingenieros han tenido que introducir en la base de datos de sus ordenadores cientos de miles de fotos de personas y junto a ellas, la edad que tenían los sujetos en ese momento. A partir de ahí, el algoritmo de la aplicación encontró una serie de correlaciones  entre los rasgos anteriormente descritos (arrugas, posición de los ojos) y la edad. De esta forma, puede 'deducir' este dato de caras nuevas.
Este servicio, además, está disponible para otros desarrolladores y no para usuarios. Así,  los que quieran probara el invento, tendrán que esperar a que por ejemplo Facebook añada esta función o a que una compañía (por ejemplo, una marca de cosméticos) monte una campaña de publicidad en Internet basada en esta curiosa aplicación

Pantallazo de la aplicación en funcionamiento (face.com)
¿Para qué podría servir?

Este sistema podría ser de gran ayuda para por ejemplo evitar que pérfidos adultos puedan acceder a chatear con menores. Podrían ser reconocidos como demasiado viejos y automáticamente expulsados. Y, por supuesto, para evitar que menores puedan visitar webs con contenido adulto o inadecuado o que quieran comprar determinados productos como tabaco o alcohol en máquinas.
Face.com no es, de todas maneras, un servicio 100% efectivo, pero cuando lo sea es muy probable que diferentes páginas web que ahora piden contraseñas a sus usuarios adopten sistemas de seguridad basados en el reconocimiento facial.
Y hay más. Porque el desarrollador anunció el año pasado que su software es capaz de reconocer cuándo una persona está feliz, ansiosa o triste analizando una imagen de su rostro. Esta información se podría utilizar para que nuestro ordenador pudiera ofrecernos de forma automática contenidos alegres para animarnos en caso de que notase a través de la webcam que estamos tristes, o sosegarnos con música si percibe que estamos nerviosos.

No hay comentarios: