miércoles, 7 de marzo de 2012

Fotografía estereoscópica. Excelente investigación sobre sus posibilidades expresivas a cargo de Nuria Maya.

Al plantear los requisitos técnicos de este ejercicio he procurado dejar claros sus objetivos: comprender mejor las diferencias entre nuestra propia visión y la de la cámara monoscópica, entender que la estereoscopia es tan antigua como la propia fotografía (no una novedad del cine y los videojuegos actuales, ni una reminiscencia vintage de los años 50 del siglo pasado como piensan algunos un poco más informados), administrar con más precisión nuestros conocimientos sobre encuadre, enfoque y percepción del espacio y, sobre todo, asumir la fotografía en 3D como una forma de expresión artística particular, tan diferente como pueda serlo el bajorrelieve con respecto al dibujo o a la escultura. No se trata de un añadido efectista o espectacular, sino de una posibilidad técnica que nos conmueve a través de nuestros sentidos de un modo peculiar, particular.
No me refiero precisamente a que pensemos que una película en 3D, por ejemplo, ha de ser preferentemente un catálogo de planos con objetos que se dirigen hacia nuestros ojos, sino de una inmersión en el espacio, una apreciación significativa del relieve y de las texturas y creo que Nuria Maya y Arienne Martins (ver las imágenes de la entrada precedente) han encontrado ese punto en que sus fotografías tienen un cierto interés compositivo sin necesidad de recurrir a la tridimensionalidad pero simultáneamente su visionado esteroscópico no es un simple añadido espectacular, ya que son fotografías que adquieren todo su sentido al ser vistas con gafas 3D. Abren espacios significativos. Muestran texturas y relieves poderosos.
Creo que la investigación que realiza Maya por medio de sus exposiciones duplicadas reflexiona sobre los misterios del espacio, sobre la tercera dimensión y, si me apuras, sobre la cuarta, dada la cercanía de la muerte, o si se prefiere, de la otra vida, implícita en los cementerios, decorado frecuente, por lo que he podido constatar, de la fotografía esteroscópica, seguramente debido a la aliteración de conjuntos escultóricos, apretadas arquitecturas y numerosos pasadizos.










No hay comentarios: